Entrevista con Enrico Tortolano de “Trade Unionists against The EU“

Pregunta: ¿Por qué se ha comprometido usted en contra de que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea?

Antes fui director de la sección política de un gran sindicato en el servicio público. Hoy soy el director de campaña de “Trade Unionists against The EU”. Somos una agrupación de sindicalistas de los más diversos sindicatos de toda Gran Bretaña. Como la mayoría de las personas, todos los días me veo confrontado con la Unión Europea. Para mí el destino de Grecia es sólo un ejemplo del brutal carácter de la UE.

Pregunta: ¿Qué repercusiones tiene la UE sobre el trabajo sindical en Gran Bretaña?

Los sindicatos se encuentran atrapados en un aparato antidemocrático, creado por las grandes empresas para destruir los derechos laborales, forzar la austeridad y paralizar la resistencia de los trabajadores. La UE es racista, imperialista, está en contra de los trabajadores y es antidemocrática. Opera completamente en función de las necesidades de los súper ricos. Un futuro sin política de austeridad sólo podrá existir si se gana la lucha por salir de la UE. La política neoliberal domina a la Comisión Europea, al Parlamento Europeo, al Banco Central Europeo y al Tribunal de Justicia Europeo. En Europa hay 22 millones de desempleados y en todas partes se da el subempleo. Los únicos trabajos que existen están mal pagados y son inseguros. Nuestras pensiones se han estancado y nuestras deudas ascienden a cantidades astronómicas. Vivimos semana a semana, no podemos pagar las rentas o hipotecas. Los costos por electricidad, teléfono, los transportes públicos, la manutención de los hijos: todo es cada vez más caro.

Pregunta: El Trades Union Congress (TUC) ha intercedido por la permanencia en la UE y afirmó que sólo así se pueden defender los derechos de los trabajadores frente a los tories. ¿Cómo manejó usted esto?

Eso es absurdo. La UE fue creada como una organización del establishment capitalista. La mayoría del Partido Laborista en el movimiento sindical es crédula, porque cree en el mito de la Europa social. Bob Crow, el ex secretario general de la National Union of Rail, Maritime and Transport Workers (RMT), lamentablemente fallecido, tenía toda la razón cuando dijo: “Ni un solo trabajo se salvó gracias a la legislación de la UE. Está llena de escondrijos favorables a los patrones, y los usan para ignorar toda ventaja posible para los trabajadores. Al mismo tiempo, los contratos de cero horas y la subcontratación se han vuelto normales. Los derechos sindicales colectivos y las relaciones laborales seguras han sido desmantelados.” Los derechos de los trabajadores sólo se logran gracias a nuestra fuerza colectiva y a la lucha concreta, casi siempre contra la UE.

Pregunta: ¿Cómo manejó la acusación de que un voto contra la UE es un voto a favor del United Kingdom Independency Party (UKIP)?

La UE es, en primer lugar, una fortaleza racista en Europa, que hace todo por detener la llegada de los refugiados de otros países. Todos los días se ahogan refugiados en el mar. Quien logra llegar a Europa, con frecuencia es encerrado en campos. Además, la UE practica el terrorismo económico-político. Existe una agresiva política comercial, particularmente contra los países africanos. Así aumenta la pobreza y el 1% blanco de la población se enriquece cada vez más. Tampoco existe la solidaridad entre los estados de la UE. Entre Alemania y Grecia existe hoy una tensión tan fuerte como no se había visto desde 1945.

Pregunta: ¿Cómo reaccionaron los sindicalistas a su campaña?

Recibimos apoyo desde todos los sectores del movimiento sindicalista británico y de sindicatos de toda Europa. Ahora vimos que millones de miembros de sindicatos y gente de la clase trabajadora votó a favor de salir de esta UE neoliberal. Eso fue un rechazo al establishment político y a sus instituciones. Los sindicalistas tienen claridad acerca de la desintegración social, la ruina económica y el déficit democrático de la UE. Las iniciativas más importantes de la UE fueron la estrategia del mercado común, la política europea de competencia, la integración económica y el crecimiento, además del pacto de estabilidad. Se fomentaron el libre comercio, la libre circulación de capital y las restricciones constitucionales para la contratación de deuda pública; en cambio, se luchó contra los intereses colectivos.

Pregunta: ¿Qué debe pasar ahora desde el punto de vista de los sindicatos?

Se debe aplicar de inmediato el Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Los medios y el establishment político tratarán de manipular la situación. Los trabajadores deben estar atentos.

La entrevista fue realizada por Christian Bunke

Posted